A dos años del sismo del 19 de septiembre 2017, recordemos que la tecnología fue una gran aliada en las labores de rescate, en el blog de hoy haremos un recuento de las tecnologías que tomaron acción durante la emergencia.

¡Gracias internet!

¡Gracias Redes sociales!

Después del evento sísmico, las redes sociales y Whatsapp fueron los medios de comunicación primarios, con los cuáles las personas podían reportar los hechos a su comunidad social. Desgraciadamente también se hizo mal uso de éstas ya que se difundían “Fake News” que obstruían las labores de ayuda. También se liberaron algunas redes inalámbricas para poder tener acceso desde cualquier dispositivo móvil.

Facebook activó “La respuesta ante emergencias”, está función reportaba a sus contactos que la persona se encontraba bien. Por su parte, Google puso en marcha su “Mapa de crisis” esta herramienta ayudaba a visualizar los inmuebles que habían sufrido daños o que estaban colapsados, así como los centros de acopio y refugios para las personas damnificadas

¡Todo en tiempo real!

Cámaras térmicas

Estas cámaras permitieron obtener información, gracias a la generación de imágenes a partir de energía térmica y así detectar vida bajo los escombros.

Drones

Para documentación, evaluación y análisis de daños tras el sismo, estos vehículos aéreos no tripulados formaron parte de las labores de rescate, antiguamente los helicópteros realizaban estás acciones, pero generaban problemas, al ser pesados y ruidosos podrían llegar a dañar las estructuras. (Por cierto hace poquito hablamos sobre drones da clic aquí, si quieres saber más.)

Alerta sísmica

La Ciudad de México cuenta con más de 8000 altavoces que se activan en cuanto los sensores de Sasmex detectan sismos de magnitud mayor a 6 grados, éstos envían una señal de radio para que se activen las alarmas en lugares públicos para desalojar los inmuebles.

Desgraciadamente no estamos exentos de volver a pasar una situación así, pero si podemos prevenir tragedias teniendo a la tecnología de nuestro lado, es importante siempre estar alerta y preparados, con un teléfono celular con acceso a internet y con suficiente carga, o bien una batería portátil para mantenernos comunicados en todo momento.