16:00  

Era un sábado soleado en la CDMX, listísima para ver a mis amigas e irnos a un famoso festival de música. Según yo llevaba toooodo lo ideal para un concierto. Bloqueador solar, dinero, sudadera, gel antibacterial… bla bla bla. 

18:30  

Ya comenzado el evento, en la pantalla de mi cel apareció una notificación [Batería baja 20%] y pues no le tomé importancia… la verdad. 

20:00  

Comenzó a tocar nuestra banda favorita y la gente se amontonó hasta que perdí de vista a mis amigas. ¡Ya sé, angustia mil! pero bueno, no iba a perder el momento de ver Bobby Smith así que disfruté de su actuación y le tomé video. Hasta que: [Batería baja 15%] 

21:15  

La gente se empezó a ir y yo no encontraba a mis amigas, ahí fue donde me empecé a angustiar. 

 Y oh-oh! tercera notificación [Batería baja 10%]   

22:00  

Recorrí casi toooodo el lugar buscándolas e intentaba hacer llamadas, pero no salían (siempre pasa en este tipo de conciertos) [Batería baja 5%]   

22:10 

En medio de la angustia y casi llanto… aaaaaah (airecito de la novela) un chico se acercó a hacerme la plática y le comenté que había perdido a mis amigas y que ya no tenía batería para localizarlas, a lo que él sacó un artefacto que salvó mi existencia ¡Era una Power Bank!  

 Gracias a eso logré tener la carga necesaria para llamar a mis amigas y poder verlas en un punto, de paso, al chico le invité los tacos y ahora vamos por nuestra segunda cita :3  

 MORALEJA: Si vas a un concierto no olvides llevar buen porcentaje de batería y una Power Bank así puedes salvar tu vida, la de alguien más y hasta ligar.


Deja un comentario