Cada fin de mes mi novio y yo nos vemos para pasar un fin de semana juntos. Este fin me tocaba a mí ir a visitarlo a Tlaxcala (ya que él se encuentra radicando en ese estado).

El viernes estaba arreglando todo lo que necesitaba para pasar un fin de semana de ensueño, hasta programé mis alarmas para salir a buena hora de casa y aprovechar el día, también cámara, ropa y cubrebocas que es elemental en estos tiempos, regalos para su familia; bueno todo lo que se necesitaba para un viaje de carretera.

Llego el sábado y como es de esperarse mis miles de alarmas no sonaron, bueno sí, solo que estaba tan dormida que no las escuche. Me desperté como loca, tomé todas mis cosas y salí rumbo a Tlaxcalita la bella.

Llegué muy bien y empezó todo un fin de semana divertido conviviendo con todos, hasta que llegó el domingo. Ya con la nostalgia de que el fin de semana había terminado y nos volveríamos a ver a fin de mes me despedí de todos,  eran ya como las 7:00 pm así que comencé mi viaje de regreso a casa, pero ¡Oh sorpresa!

Empezó a llover como nunca y las calles para salir a la carretera México libre estaban cerradas. Obvio no me preocupe por que tenía GPS en mi celular y sería fácil seguir las indicaciones para llegar a casa.

Al abrir maps me percaté que tenía 3% de batería ¡Queeeeé! Obvio mi celular no aguantaría para salir del lugar, ni siquiera marcarle a mi novio para que me diera indicaciones y salir de ahí.

Cabe mencionar que jamás compre un cargador para auto porque nunca pensé usarlo, Vaya error mío.

Comencé a seguir a los carros por algunas calles un poco feas y todos nos encontrábamos con más calles cerradas y una lluvia que no paraba, así por durante 45 minutos. Era horrible ¡Yo solo quería volver a casa!

Pero después todo fue mejor, llegue a la carretera y pude llegar a casa, cargue mi celular y directamente me puse a buscar un cargador pues tanto en carretera como en la ciudad no quería volver a pasar por una situación igual. Claro, después les avise que llegue bien y se convirtió en una anécdota chistosa entre nosotros.

Así como a mí que no te pase a ti. En Noknoc tienen cargadores para automóvil, recuerda persona prevenida vale por dos.