Cada año en la tienda de electrónica donde trabajo hacen alguna actividad con los clientes que llegan disfrazados a pedir su calaverita.

Este año no sería la excepción; dos semanas antes habíamos tenido una junta para planear todo lo que ocurriría esta ocasión. Esta vez decidimos planear una sesión de fotos con todos los clientes y mandárselas por correo, así ellos tendrían ese lindo recuerdo.

Estábamos listos para dar a conocer la sorpresa a todos los clientes, cuando aquí comenzó el verdadero terror.   

Llego el domingo y recibí una llamada urgente de mi jefe, donde me preguntaba en qué lugar se encontraban las ilustraciones que se subirían a las publicaciones de nuestras redes sociales.

En ese momento recordé que hice todo menos contratar al diseñador para realizar todo esto, lo único que se me ocurrió fue decirle: “No se preocupe, yo las programo porque el diseñador se está tardando un poquito”.
Él se quedó más tranquilo, pero yo estaba como loca tratando de encontrar a alguien que me diseñara.

Mientras buscaba en diferentes sitios en mi laptop Lenovo, me salió la página de Edit.org; pensando que era la página de algún diseñador entré y descubrí que no, se trata de una herramienta en línea que contiene diseños editables de acuerdo a lo que necesitas y lo mejor con resultados profesionales, justo lo que necesitaba.

Cree mi cuenta y empecé a realizar mi diseño para el evento. En poco tiempo pude programar la publicación y al día siguiente que mi jefe vio el resultado, quedo encantado.

Mis amigos me preguntaron sobre quien había diseñado en pleno domingo a las 6:00 pm, solo sonreí y cuando les hablé de Edit.org no pudieron esperar más y fueron a la página, hasta se registraron por si algún día lo necesitaban.

Si tú como yo necesitas de diseños rápidos y hechos a la medida de tu empresa, Edit puede salvarte la vida con resultados profesionales como si tuvieras un diseñador en tu equipo.