El fin de semana mis papás tenían planeado ir a casa de la abuela, estábamos emocionados por verla, pero en parte para mi hermanito y para mí era algo aburrido, ya que la abuela no tenía internet en casa y mucho menos algún aparato tecnológico.

El lunes escuché a mi papá que le estaba pidiendo unos datos y cositas referentes a un contrato, yo seguí escuchando y mi papá le dijo: “Mañana van a las 9:00 Am a instalarte el internet” yo solo no podía creerlo, la abuelita que tanto odiaba todo sobre la tecnología había pedido que le pusieran internet.

Yo no me pude esperar y grité: “¡Queee! La abuela quiere wifi, cómo poorrr” . Mis papás claramente se rieron de mi cara de impresión, pero imagina que por años nunca pudieron hacer que cambiara de opinión y de un día a otro de repente ya lo había pedido.

Esa misma noche mi papá se sentó en su escritorio a revisar el paquete que le contrataría a la abuela con su computadora, yo me senté con él para ver todo el chisme jajaja.

Mi papá me platicó que mi abuelita le había pedido contratar internet porque una de sus mejores amigas le platicó que ella no estaba para nada aburrida estando en casa, ya que miraba todas esas películas antiguas en internet, desde Tín Tan hasta Pedro Infante.

La abuela al escuchar todo lo que esta amiga hacía en internet no dudo más y le pidió ese favor a mi papá. Al escuchar bien el chisme se me ocurrió decirle: “¿Y si le regalamos una Tablet para que pueda ver en todos lados sus películas y todo eso que le gusta?”

Le fascinó la idea, pero no estaba seguro donde encontrar una buena marca y precio, así que le comenté que visitara la tienda en línea de Noknoc. Entramos al sitio web y miró todo lo que vendían desde celulares hasta gadgets a precios súper accesibles y con una calidad que no te imaginas.

Navegamos por toda la página y encontramos la Tablet HYUNDAI que cumplía con todas las características que buscábamos para ella, era funcional y muy práctica para llevar a todos lados.
Realizamos nuestro pedido y para el fin de semana ya teníamos la Tablet en nuestras manos, la envolvimos muy bonito y nos fuimos a su casa.

Al llegar le dimos su regalo y nos abrazó ¡Le había encantado! Mi hermanito y yo nos sentamos a explicarle cómo funcionaba, a descargar todo lo que quería ver, hasta nos dejó poner una película y videos de música. Ella se quedó muy feliz y nosotros también al verla emocionada.

Si quieres sorprender a alguien sin ser una fecha especial te recomiendo la tienda Noknoc, cuenta con una amplia variedad en productos tecnológicos y te apuesto que encontraras el regalo perfecto o hasta un pequeño gusto para ti.