La nueva normalidad llegó y con eso la vuelta al trabajo. Hace unos días me llegó un correo de la empresa diciendo que tenía que regresar a la oficina.

La verdad es que yo pensé que regresaríamos hasta el siguiente año, pero vaya sorpresa eso no fue así. Solo miraba el calendario para ver los días pasar y esperar a que fuera 1ero de junio.

Llegó el esperado día, entre sueño y flojera me desperté para alistarme. Salí justo 7:00 am para llegar a tiempo al trabajo. No saben lo mal que la pasé todo ese trayecto, ya que no tenía en qué entretenerme.

Y dirán ¿Por qué no leías un libro, jugabas, mirabas tus redes sociales? Pero de tan lleno que venía el transporte no se podía y mis audífonos se habían roto, no podía escuchar música, ya que entre la desidia y flojera no había comprado unos y es que siendo honestos, siempre se debe invertir en unos buenos audífonos para disfrutar de la buena música.

Harto de escuchar el ruido de la ciudad estresada de las mañanas y las noches dije: Basta si no puedo ir a una tienda a buscar unos, los compraré por internet.

Me propuse buscarlos, en mis tiempos de ocio tomaba mi tablet y me ponía a ver en todas las tiendas en línea y cazar ofertones. Entre páginas se coló una con un nombre diferente “Noknoc, me entró curiosidad ver de que trataba y era una tienda de tecnología.

Como magia me salió una oferta, eran unos Audífonos Bluetooth Energy Sistem, eran perfectos para mí no solo por el precio al ser Bluetooth no me preocuparía que el cable se enredara entre toda la gente del transporte (justo así rompí mis otros audífonos).

Hice mi pedido y si te lo preguntas puedes hacer compras seguras y cumplen en el tiempo de entrega. Me llegaron, los probé y ¡Qué belleza!, el audio era impecable. Llegó el lunes y al subir el transporte me coloqué mis audífonos ¡fue la mejor experiencia de mi vida! No saben como disfruté el viaje, bueno hasta llegué feliz.

Te recomiendo que visites la página de Noknoc, te prometo que podrás encontrar lo inimaginable, dale una oportunidad y vive la experiencia Noknoc.