Mi papá trabajó durante muchos años en una tienda de conveniencia y era demasiado feliz, ya que tenía contacto con muchísimas personas y todos los días hacía un amigo nuevo.

Pero después de muchos años y tras la pandemia la tienda donde mi papá trabajaba tuvo que cerrar dejando a muchas personas sin empleo, entre ellos mi papá.

Cuando sucedió esto pudimos ver a mi papá muy triste por haber dejado de esa manera su trabajo, tras varios días de mucho pensar nos comentó que por esta misma razón no podíamos vivir en la CDMX y teníamos que regresar a Guanajuato.

Un poco triste por esta decisión empaqué todas mis cosas y nos mudamos a la casa que era de mi mamá, al tener toda su liquidación y ver que la colonia donde vivíamos no había un lugar para comprar cosas básicas, mi papá vio una gran oportunidad para abrir su propio mini súper.

Ya que al trabajar por muchos años tenía todas las bases para ponerlo, así que comenzó a adaptar el garaje el cual ahora sería el “Mini Súper Sánchez”

Lo primero que buscó fueron a todos los proveedores de las distintas marcas que manejaríamos, después el mobiliario que se necesitaría y como mi papá quería innovar en la zona, puso 3 cajas para cobrar así que comenzó la búsqueda de los lectores de código de barras, ya que los otros elementos los tenía y era lo último que nos faltaba.

Buscamos en las tiendas que había cerca, pero estaban muy caras, prendimos nuestra laptop y buscamos mediante internet cuáles podrían ser nuestra mejor opción (aunque la verdad todo se elevaba por el envío).

Estando en mi Instagram en la sección donde te recomienda contenido me apareció reel de una tienda llamada Noknoc, me dio curiosidad el nombre y entre a su perfil. Descubrí que era una tienda de tecnología, entre todas sus publicaciones miré que tenían un lector y cuando abrí la imagen descubrí que era una promoción de su VeraNoknoc 5.0 el cual podíamos llevarnos 5 lectores de código de barras Newland a muy buen precio.

Le mostré a mi papá la promoción y como no lo podía creer sacó las cuentas para ver si realmente le convenía y cuando miró que era una excelente promo no lo pensó más y comenzamos a preguntar acerca del envío, entregas etc. Una vez aclaradas todas estas dudas comenzó oficialmente nuestra compra.

A los pocos días ya teníamos en Guanajuato los lectores, únicamente faltaba colocarlos y empezar con la apertura oficial del Mini Super.

Y si te preguntas qué hicimos con los dos lectores, mi papá los puso en venta y recuperó la mitad de lo que gastó en ellos; así que la verdad fue un OFERTÓN.

Si tienes en mente algún equipo de cómputo dale la oportunidad a Noknoc y aprovecha sus descuentos del VeraNoknoc 5.0 que estarán únicamente en julio y varios de sus productos tienen la promoción de los 5, así que entra y descubre todo lo que te puedes llevar.