Antes de iniciar la pandemia había emprendido mi negocio, una tienda de belleza en línea. Vendía cajitas con ciertos precios y dentro de estas venía un kit sobre cuidado de la piel hasta maquillajes de grandes marcas.

Empecé mi tienda mediante redes sociales (FB e Instagram), la verdad es que aunque la pandemia llegó mi negocio no se vio tan afectado, sí bajaron las ventas, pero seguía recibiendo algunos pedidos.

Desde que comencé con esto, los pedidos que me solicitaban mis clientas los anotaba en una agenda pequeña, ya que era lo más fácil para que no se fuera ningún pedido; ya organizado los pasaba a mi lap para tener mi control de ventas, pedidos etc.

La verdad es que sí es mucha tarea y claro que en mi mente estaba modernizarme un poco más, en vez de una agenda quería un iPad mini, por que es como cargar un cuaderno, más fácil y todo lo tendría digitalizado y a la mano. Obvio el invertir era dinero que no tenía pues todo se iba en mercancía y cosas para mejorar mi tienda.

Mi idea no se salía de la mente y la ganancia que tenía comencé a juntarla para poder tener algo, aunque la pandemia movió mis gastos aún me sobraba un poquito para poder comprar mi iPad.

Un fin de semana mis hermanos y yo fuimos a visitar a mis papás y como se acerca el regreso a clases mi hermana estaba metida en su celular buscando los útiles y una computadora de mi sobrina.

Pero la vi tan tranquila de adquirir su equipo que le pregunté: dónde lo había comprado.

Ella me dijo que había adquirido un gran descuento gracias a “Noknoc Academy” al escuchar el nombre le dije: ¿Qué es eso?

Ella me comentó que una campaña de Back to school de la tienda Noknoc, donde había grandes descuentos y que incluso contaban con equipos que aunque no entraban en la campaña eran realmente bajos a comparación de los que había en el mercado.

En eso quedó nuestra plática, pero llegando a mi casa me metí a la tienda en línea de Noknoc ¡WOOW! Vaya que había muchas marcas y ofertones. Buscando en la página llegué a un iPad mini, lo mejor de todo fue el precio, no pude creer lo barato que me saldría, bueno hasta me sobraría dinero.

Esa misma noche realicé mi pedido, hice mi pago y en unos días tenía a mi lado lo que tanto había esperado. Hacer este cambio en mi negocio me benefició mucho y ahora gasto menos tiempo sin decir el dinero que me ahorré por comprar en Noknoc.

Date una vuelta por su tienda en línea, si estás por regresar a clases checa todos los productos que entran en su promoción para que puedas estrenar algo de tecnología este regreso a clases.